Papel de regalo reciclado

Ya llevamos tiempo sufriendo los incansables bombardeos de los grandes comercios con sus anuncios de juguetes y similares para estas navidades, y bien es cierto que no tod@s, por nuestras diferentes culturas, compartimos estas celebraciones. Pero si hay algo que todas las culturas tienen en común en muy diversas circunstancias y es la acción de regalar algo a otra persona, y esto nos ha dado la idea de intentar hacer nosotros nuestro propio papel de regalo reciclado. Es una idea que ví en El tarro de ideas

Puede ser una idea muy atractiva, el hecho de hacer un papel con periódicos viejos, trozos de papeles de colores (confeti), con hojas secas, flores, etc.

En cuanto a los materiales es muy sencillo, debemos contar con una batidora, un bastidor con una rejilla fina (tan grande como el papel que queramos hacer), un recipiente con agua donde entre el bastidor, una tela de sábana vieja (o similar), una esponja y los papeles que queramos reciclar.

Para hacer nuestro papel hay que seguir unos sencillos pasos: Simplemente se trata de humedecer los papeles en el barreño y batirlos hasta conseguir una pasta fina diluida en agua (cuanta más agua y menos papel, más fino quedará nuestro papel reciclado), ahora si queremos podemos agregar hojas y flores secas o trocitos de papel de colores para que destaquen en la mezcla, una vez hecho esto, debemos recoger esa pasta de papel con nuestro bastidor, haciendo un movimiento similar al de los buscadores de oro, de manera que la pasta de papel quede uniformemente extendida sobre la rejilla, lo sacamos y cuando haya escurrido lo colocamos sobre nuestra tela y le quitamos el exceso de agua con una esponja, ahora ya solo queda esperar a que seque y ya tenemos listo nuestro papel reciclado.

Podemos unir varias piezas de colores con goma arábiga para crear un papel aún más original y cortarlo a tiras para hacer un enrejado o unos lacitos, y en lugar de papel celo podemos cerrarlo con diversidad de cordeles de colores de fibras vegetales.

Estuches para decorar

Usé este método para reciclar unos estuches artesanales que compré en estuchescairo.com.

Son unos estuches muy bonitos hechos a mano, que se regalaron a todos los asistentes a una boda familiar. Gracias al papel reciclado he aprovechado para dar un nuevo toque a estos estuches.

Son estuches de madera, y ahora los he recubierto con el papel. Parecen completamente diferentes y son perfectos para decorar el salón de casa.

Desde aquí os animamos a ser originales y a pasar un buen rato con los niños reciclando papel para hacer un bonito y original papel de regalo.

No se vosotr@s, pero yo me pongo enfermo cada vez que veo en esos programas de decoración sorpresa como destrozan todo lo viejo de una casa y lo tiran de cualquier manera en un mismo contenedor, Sin embargo me da bastante alegría cuando veo esa modalidad donde reciclan o reutilizan cualquier cosa, sobre todo materiales sacados de derribos o similares, creo que es una buena opción eso de dar una segunda oportunidad a las cosas, la reencarnación de los trastos viejos.

Esta opción es muy interesante sobre todo para quién gusta desarrollar la consabida creatividad humana (un poco de capa caída en estos días), las opciones son casi infinitas, desde usar casi cualquier cosa que pueda conformar una tabla como cabecero de cama, o una vieja guitarra vaciada a modo de estantería, o bien, algo que recuerdo de mi abuela, una vieja figura de cerámica rota por arriba, usada como tiesto para albergas un precioso pothos que igualmente pintoresca puede quedar en una vieja lata de conservas.

Desde luego que son muchas las alternativas, y depende de lo manitas que seamos podemos, por ejemplo, usar viejos palés para elaborar vallas para la huerta o maceteros, ¡la imaginación al poder!, pero como bien sabemos, no se trata simplemente de decorar la casa y usar el reciclaje como medio puntual, si no de convertir el reciclaje en un hábito y reducir así la cantidad de deshechos que vertemos sobre nuestro planeta, de manera que a partir de ahora mirad si la basura es realmente basura o es un bonito mueble vintage con una buena capa de pintura ecológica.